Qué pide el Capital Riesgo para Invertir en 2020

Qué pide el Capital Riesgo para Invertir en 2020

Según varias publicaciones especializadas que han entrevistado últimamente a representantes de la industrial del capital privado, los conocidos “Fondos de Inversión”, que invierten en la compra de grandes y medianas empresas, el 2020 va a ser un año..

en que va continuar el importante volumen de compras e inversión en empresas privadas realizado por los fondos, tanto de capital nacional como internacionales.

Parece que casi todos los gestores coinciden en que no hay miedo a la posible desaceleración económica, que quizás se anunció prematuramente.

Si les preocupa que se garantice una estabilidad económica, política,  institucional, regulatoria y fiscal, como paso previo necesario para estudiar cualquier proyecto de inversión en empresas, y esto es válido tanto a nivel local, invertir en Barcelona, como a nivel nacional en España, como a nivel internacional.

Pero lo que les sigue importando por encima de todas las demás consideraciones es encontrar oportunidades de inversión a buen precio, y en empresas con buenos planes de desarrollo y dispuestas a negociar con ellos.

Los expertos consultados parecen apuntar también a la importancia de la evolución de las compañías en las que ya han invertido, que solo será buena si éstas consiguen aplicar con éxito sus planes de negocio, y si son capaces de innovar para seguir creciendo en un entorno tan cambiante como el actual. En este sentido ayudaría bastante que las principales incertidumbres internacionales se aclarasen, lo que facilitaría que muchas empresas continuaran aumentando sus exportaciones.

Y es que a los fondos les gustan especialmente las empresas con estrategias de crecimiento e internacionalización que les permitan convertirse en líderes globales, dentro de sus respectivos nichos de mercado, lo que asegura la rentabilidad y aumenta el valor de sus inversiones.

En un nivel de importancia inferior, pero que va aumentando cada año, está la consideración de que la inversión sea socialmente responsable, es decir, que ya no bastaría con ser rentable, sino que además hay que respetar el medio ambiente.

Aunque dicho esto, en las fusiones y adquisiciones privadas prima sobre todas las demás consideraciones la liquidez disponible, que sigue siendo altísima, tanto en los fondos como en las grandes compañías, y el coste de la deuda, que sigue estando para los grandes inversores muy barata. Por tanto el apetito inversor continua muy alto en todos los sectores industriales, y es de esperar que en 2020 seguirán habiendo muchas operaciones de todos los tamaños.

 

Y es que además hay consenso entre los gestores de inversiones en que el capital privado en España aún tiene mucho crecimiento por delante para igualarnos con los volúmenes de los principales países europeos. Lo cual refuerza prever que en 2020 va a seguir creciendo esta industria financiera, en línea con lo que sucede a nivel mundial.

Y dados los bajos tipos de interés que seguimos viendo, posiblemente continuara transfiriéndose mucho volumen de capital de acciones y bonos con rentabilidades mínimas al capital privado, que invierte directamente en la propiedad y gestión de las empresas, muchísimo más rentable y con riesgos quizás no tan diferentes.

 

Escrito por:          Carles Ventura Puig,  Barcelona, 12/01/2020